NOSOTROS

NOSOTROS

lunes, 26 de mayo de 2014

Aquella época, en que la paciencia era una forma de vida y no una virtud.
En la que los días se convertían en noches para soñar con su infancia.

En aquella época, tanto reía como lloraba, a veces fuego, a veces hielo.
En ocasiones construyendo, en otras derruyendo.
Aquella época .... le hizo persona.