NOSOTROS

NOSOTROS

martes, 6 de mayo de 2014

MAL DE ASIENTO

Hola cajeros, hoy les traigo un poemilla sobre algo que me sucedió hace unos años.
Algo que espero que nunca jamás les pase. Tomen asiento y lean....si pueden. 



Extraño dolor siento cuando tomo asiento.
Una especie de picor que a veces confundo con ardor.
 
Bien pudiera ser picadura
o mejor picotazo
de alguna malévola criatura
pues al posarme a reposar
veo de estrellas un millar
y a mis ojos las lágrimas
tienden a asomar.
 
Esta incomoda circunstancia
me inoportuna y asusta
pues con miedo espero
no tener que permanecer
eternamente de pie.
 
De obrar temo la hora
pues preveo
que algún día
pueda irme al río irme
tras mi obra.
 
Algún remedio debe haber
que mi cuerpo purgue
y lo libre de este mal,
que es más bien malestar
Solo el ayuno
y la posición erguida
mi vientre alivia.
Pero esto no sobra
pues es sólo prórroga
entre dolor y más dolor
 
¿Quién será el demonio o bruja
que me pincha con su aguja?
¿Quién me habrá echado este mal de ojo?
¿Cuál será su enojo?
Que por este antojo
casi no puedo andar
y más parezco tullido o cojo
 
Todos los aceites y emplastos he probado.
Todos los apósitos y pomadas
e hierbas he hervido por manojos
pero en nada o en muy poco mejoro
 
Así paso mis días
a la oración me entrego
y lo tomo como penitencia
esperando con paciencia
el placer
de alguna vez
poder volverme ..a sentar