NOSOTROS

NOSOTROS

viernes, 23 de mayo de 2014

MICROCUENTO

Le gustaba cruzar la calle con los ojos cerrados, andar descalzo.
Esconderse en las esquinas y sentarse en un banco a observar.


DESTINO, se hacía llamar