NOSOTROS

NOSOTROS

domingo, 11 de mayo de 2014

Por un dedo del pie...

Cuando en Julio de 1977 le diagnosticaron los médicos un cáncer en el dedo de un pie y le recomendaron su amputación para erradicar el mal, él se negó en rotundo y aquello serí su sentencia de muerte.

En 1980 el cáncer se extendió y un tumos en el cerebro lo dejó paralítico de cintura para abajo.

El 11 de mayo de 1981 fallecería en Miami a los 36 años de edad

Sus restos mortales fueron enterrados en Jamaica natal, en un mausoleo junto a la casa donde pasó su infancia.


Recuerdo cuando solíamos sentarnos

En la plaza de gobierno de trenchtown.

Observando a los hipócritas

Mezclarse con la gente bien que conocemos,

Que buenos amigos hemos tenido,

OH muy buenos amigos hemos perdido en el camino.

En este futuro prometedor no puedes olvidar tu pasado,

Así que seca tus lágrimas.



No llores mujer

No llores mujer

Pequeña, no dejes caer mas lagrimas.

No llores mujer.



Y dije, recuerdo cuando solíamos sentarnos

En la plaza de gobierno de trenchtown.

Georgia encienda la fogata,

Los maderos ardían toda la noche



Cocinamos sopa de maíz

Que comimos juntos.

Solo con los pies me desplazo,

Así debo seguir,

Pero, mientras parto…



Todo estará muy bien.

Todo estará muy bien.

Así que, no llores mujer

No llores mujer.

Pequeña, no dejes caer mas lagrimas.

No llores mujer.