NOSOTROS

NOSOTROS

viernes, 27 de febrero de 2015

El bueno, el feo y el guitarrista

Serían las 23:00 de la noche, ya hacía rato que había cenado y tenía la guitarra en las manos para repasar algunos riffs aprendidos unos días antes. Por cuestiones contraídas con santa nómina bendita, estuve un par de días sin poder tocar a Claudia, mi guitarra y ya tenía ganas de pasar un buen rato entre sus curvas..
Saciado el deseo, quise irme a dormir, pero aún sentía cierta necesidad, era una especie de inquietud, añoranza, ganas de recrearme en algo y no sabía el qué, hasta que haciendo zapping desde el sofá (deporte éste muy extendido) veo que anuncian  La Película!



Sí!! Desiertos, caballos, forajidos, duelos, traiciones, amores, atracos, celos, trenes, explosiones, intrigas, juicios, bourbon, can-can, póker, croupiers, guitarras.....qué más se le puede pedir a una película!!

Entonces lo supe: quería volver a ver el desierto de Tabernas, la era de Los Albaricoques, el sol de Almería, los campos de Níjar, el poblado del Oeste de Sergio Leone y el salón donde había pisado Claudia Cardinale..

''duermo tranquilo porque sé que mi mayor enemigo vela por mí''
Clint Eastwood

''cuando tengas que disparar, dispara. no hables!''
Eli Wallach (Tuco, el feo)

''el mundo se divide en dos, Tuco: los que encañonan y los que cavan. el revólver lo tengo yo, así que ya puedes coger la pala''
Clint E. (blondie, el bueno)

El bueno, el feo y el malo es un clásico del cine y un icono del cine del Oeste, el Western (no el mal llamado espaguetti western, porque lo hacían italianos en tierras almerienses) es todo un género en la historia del cine y es una hemeroteca además para cualquier persona que se quiera adentrar en el género.
La cantidad de bandas sonoras compuestas y dirigidas por maestros de la música como Ennio Morricone así lo avalan.

Cuando empecé a tocar la guitarra, siempre venían a mi cabeza una serie de melodías y ritmos de forma automática, pasajes ''aflamencaos'', melodías de cantes de ida y vuelta y ecos de Góspel y Blues y recuerdo querer tocar alguna melodía de las películas que había visto en mi infancia en esas paredes de un cine de verano.
Películas del Oeste, donde al ritmo de un mejicano tocando por soleares!! un mala vida nos hacía creer que era el bueno de la película..
Más adelante pude descubrir la grandeza de un músico, Ennio, director de un buen puñado...de bandas sonoras para el cine..
Morricone se diferencia de los demás directores de orquesta por ser notable su calidad y profundidad psicológica para hacer inolvidable una secuencia.
Colaboró con algunos de los grandes directores de la época como: Bertolucci, Pasolini, Argento Saura o Almodóvar.
Ennio descartó abiertamente las grandes sonoridades que los compositores de Hollywood habían usado antes para describir el oeste americano, reemplazándolas con desolados y brutales panoramas sonoros, a base de percusiones metálicas, silbidos fantasmagóricos, aullidos animales y algunos de los tonos para guitarra más perversos que jamás se hayan grabado.

Estos sonidos revolucionarios definieron un género y le valieron a Morricone la aclamación internacional.
Desde entonces, recurrrió una y otra vez a la guitarra. El rasgueo estridente de los westerns estuvo a cargo de Alejandro Alessandroni, quien era tambien director de los Cantori Moderni, el ensamble vocal que hizo los aullidos y cacareos que hechizaron esos temas.


''tú sabes que es verdad. y cuando busco a alguien, siempre lo encuentro. por eso me pagan''
Sentencia (Lee Van Cleef)


Los temas de guitarra Heavy de Morricone incluyen: The Sicilian, Clan, Four Flies on Gray Velvet, Il Giardino della Delizie, Il Gatto, Excorcist II y Cittá Violenta.
Al igual que su padre, un músico profesional, se avocó a la trompeta. A la edad de diez años ya se había inscrito en el prestigioso conservatorio de Santa Cecilia, donde sus tutores lo dirigieron hacia la composición.

''cuando alguien escribe música no busca las razones. uno escribe un tema para lograr un cierto resultado. en la búsqueda de esos resultados es donde yo he usado la guitarra eléctrica y su amplio rango de tonos interesantes. siempre he tratado de apartar a la guitarra del papel tradicional que ha jugado a través del tiempo. puedo darle un carácter medieval o renacentista más cercano al arpsicordio, a la spineta y al sonido de otros instrumentos''
''quien sí tuvo una influencia en mí fué Mario Gangi, un excelente guitarrista italiano y maestro de guitarra. tomé la guitarra, tratando de estudiarla, tratando de entender la mecánica tan misteriosa del instrumento dada su dificultad técnica y sus inmensas posibilidades que frecuentemente se mantienen sin explorar. un buen compositor de guitarra debe ser tambien un buen guitarrista para así aprovechar plenamente su potencial''

Palabras de Ennio Morricone sobre su forma de entender la música y su fascinación por la guitarra.





''es bueno saber que en algún lugar del mundo, llueva o truene, hay un plato de sopa esperándote''
Tuco.




Reconozco que tengo una amalgama cultural un tanto peculiar, lo cual me hace pensar que todos los caminos me han llevado al Rock.
A la mayoría de personas los caminos les llevan a Roma. A mí me llevó el cine a la guitarra, no sólo aquél viejo tren, o aquéllos gastados vinilos, tambien el cine.

Cuando Trueba recibió el Oscar, dijo en la ceremonia que creía en Billy Wilder.

Yo creo en Sergio Leone y en Ennio Morricone y en su Santísima Trinidad, que son:
-Clint Eastwood
-Lee Van Cleef
-Eli Wallach

La música trasciende fronteras, épocas, culturas y creencias y evoluciona, está en un desarrollo constante. Deja un legado y va creciendo como la semilla que enriquece los campos que nos alimentan.
Vienen nuevas generaciones de músicos dispuestos a asimilar ese legado y llevarlo más allá..
..con la fuerza y la pasión del Rock!



a pesar del polvo del desierto, mantengo humildes mis orejas






martes, 24 de febrero de 2015

El cabreo de Horchata






Hoy me he levantado de malhumor. Si fuera un tipo racional y moderno iría al gimnasio o saldría a correr para utilizar mi malaleche en algo incluso provechoso. Pero no, como sospecháis soy de esos que piensan que correr es de cobardes y sudar de pobres. Así que he agarrado la "tabla de llaves" del computador decidido en pagarlo con ella.



Este desahogo no pasaría de una ristra de insultos inconexos, si no fuera porque a la misma vez que golpeo las teclas, una bella melodía acariciara mis tímpanos calmándome cual fiera. Sin embargo no puedo de dejar de pensar que es esa melodía el origen de mi malhumor y esto me cabrea aún más.



Después de una jornada laboral aguantando hijos de siete padres. Estaba en mi rincón, este mismo, en el que ahora estoy, poco más de dos metros cuadrados compartidos entre una mesa, un ordenador, un sillón y yo. Bueno, pues como iba diciendo, estaba en mi rincón frente al pc y me disponía a relajarme hurgando en una red social mientras escuchaba algo de música, cuando por avatares del destino mi puntero decidió clicar en la pestaña de favoritos desplegando, como no podía ser de otra forma, el menú con mis páginas  preferidas. Entre otras cosas allí hay webs especializadas en metal, que curioseo con regularidad para estar al día de las novedades y esas cosas. Dejándome llevar por el azar opté por una de ellas, a ver si como en otras miles de veces encontraba alguna sugerencia de qué oír esa noche. La página seleccionada mostraba una lista de los trabajos mejor valorados del año que acaba de terminar, estaba estructurada en categorías, según fueran de un subgénero de metal u otro. Repasé de un vistazo los mejor valorados de cada estilo que me interesaba, comprobando si los conocía (y si ya los había probado dándoles mi favor o no). Algunos eran grupos a los que seguía y por lo tanto ya había pertrechado mi discoteca con sus últimos lanzamientos. Otros por el contrario eran bandas nuevas o simplemente de las que no había oído hablar. Entre todas, una, la que encabezaba la clasificación de Doom, cuyo nombre llamó mi atención, Helevorn. Rápidamente en mi escasa corteza cerebral las neuronas empezaron a cuchichear entre ellas y tras unos milisegundos de intenso debate llegaron a la conclusión de que aquel nombre era un término Sindarin y eso por si sólo ya era interesante (Sindarin o Élfico gris es una lengua del universo creado por JRR Tolkien). Así que decidí por ese simple "frikismo" interesarme por aquella banda que tenía ese sugerente nombre.

Entonces es cuando comenzó el cabreo.

Lo primero fue localizar algo de su música. Sinceramente el Doom no me desagrada pero no es uno de mis estilos preferidos y antes de seguir ahondando quería conocer cómo se manejaban. Así que empecé por el álbum que llamó mi atención, que resultó ser el tercero de su carrera Compassion Forlorn .
Las notas que comenzaron a salir por los conos de mis altavoces se me introdujeron por los oídos y una vez dentro de mí se agarraron a mi corazón apretándolo. La melancolía me embargo por completo. Una voz gutural se alternaba con una limpia haciendo que los sentimientos viajasen en una montaña rusa. La instrumentación era simplemente perfecta, delicada y elegante. Los temas pasaron uno detrás del otro, los 49 y 15’’ del álbum se fueron en un abrir y cerrar de ojos. Había trazas de los grandes del Doom desde My dying Bride o Paradise Lost pasando por Draconian hasta ramalazos más modernos que me recordaron a Katatonia . Todo estaba ensamblado a la perfección con  paciencia, e igual que la colada de un volcán avanzaría lenta pero inexorable hasta que lo calcinara todo. La música de Helevorn era abrasadoramente adictiva.  



Pero ¿quién se ocultaba bajo el élfico nombre de Helevorn (Cristal negro)?.
Posiblemente fueran una banda nórdica, de esos países que conocen el sol de media noche y que imprime a sus músicos esa sensibilidad tan especial para el metal oscuro y depresivo. Indagué y cual fue mi sorpresa cuando descubrí que los componentes de aquel maravilloso combo eran del último lugar de la tierra en que pensé….eran españoles. Me encontraba ante la magna obra de un grupo ¡MALLORQUÍN! Por el amor de Dio y los Black Sabbath una banda española lideraba el ranking internacional de trabajos Doom del recién muerto 2014 y yo un devorador de metal no tenía ni la más remota idea.

Comprenderéis mi sensación agridulce. Metal de primer nivel hecho en España, este país de Bisbales que una vez más ha hecho cierto el refrán de que nadie es profeta en su tierra. Han tenido que encontrar el tan merecido reconocimiento fuera, donde los oídos no son tan filo-pandereteros y los medios prestan atención no sólo a los hijos seudo Dj de las tonadilleras mangantes, sino también a sus vástagos capaces de remover los cimientos del alma con su música.

\m/

Discografía:


                                                                                                             



2005    Fragments
 

 







2010    Forthcoming Displeasures









2014    Compassion Forlorn










http://www.helevorn.com/



"...Y los Orcos tomaron la fortaleza de las laderas occidentales del Monte Rerir y devastaron toda Thargelion, la tierra de Caranthir, y contaminaron el Lago Helevorn"




Originalmente publicado para La Sociedad Supersecreta

miércoles, 18 de febrero de 2015

Dr. Jeckyll & Mr. Rock: Tolkien by Led Zeppelin

Bienvenidos una vez más a esta sección del blog que se llama:

                                                    Dr. Jeckyll & Mr. Rock

Un espacio patrocinado (porque no tenemos abuela) por el ilustre blog de:

                              lastrescalaveras72.blogspot.com 

Hechas las oportunas presentaciones y si más dilataciones, procedamos al meollo de la cuestión.

Esta sección consiste en presentar una canción, da igual de qué género, artista, grupo o compositor sea, explicar un poco su historia junto con alguna anécdota (si la hubiera o procede) a cargo del Dr. Jeckyll y a continuación, una versión de esta misma por otro artista o grupo y compararlas. De esto último se encarga acto seguido Mr. Rock.

No creo que a estas alturas de mi vida tenga que explicar ni reivindicar mi admiración, respeto y agradecimientos a Led Zeppelin, para mí la mejor banda de Rock de todos los tiempos, por discografía, creatividad, misticismo, energía, fuerza, pasión y sensibilidad a la hora de componer y plasmar en sus discos y en sus presentaciones en directo, toda la magia que tenían los cuatro artistas británicos.

Hace casi un par de décadas me quedé sin adjetivos calificativos para ellos. 
Desde que era casi un bebé escuchándolos en casa. 
En la adolescencia los volví a descubrir y cuando me decidí a aprender a tocar la guitarra en plan serio, pude comprobar la ''sencillez'' y la genialidad de Jimmy Page componiendo y ejecutando esos famosos riffs de temas como ''whole lotta love'' o ''stairway to heaven''.

Cuando Page montó esta banda, ya venía de poner su guitarra a disposición de los Yardbirds o Joe Cocker entre otros y era uno de los más cotizados músicos de sesión en los estudios de grabación de Inglaterra, había aprendido todos los trucos de grabación de los ingenieros de sonido y mezcladores, sabía cómo colocar los micrófonos, en qué ángulos, distancias y número para sacar la mejor calidad de sonido, ambiente o presencia.
Cuentan las ''malas lenguas'' que el famoso riff de ''black is black'' del grupo español Los Bravos lo compuso y lo grabó él mismo.

Led Zeppelin se caracterizaban por una cosa particular: fueron el primer grupo de la historia de la música que tenían firmado con su compañía discográfica un contrato de total libertad creativa y compositiva.
No eran la típica banda de ''one hit wonder'', es decir, no se limitaron a sacar cuatro singles en verano y lucir melena, desde su primer larga duración y hasta el último disco editado, todos y cada uno son diferentes entre  sí.

Sus influencias musicales iban desde el góspel, bues, country, hasta el rock sicodélico y las músicas étnicas, en especial la hindú con sus microtonos y aires místicos, lo que les llevo a grabar en el año 1971 su cuarto LP, más conocido como el del leñador(por la portada) el de las cuatro runas, o simplemente IV

En este disco hay un tema muy representativo de lo que estoy exponiendo, se llama ''the battle of evermore''. La canción la compuso Jimmy con la mandolina de J,P, Jones, que además de tocar el bajo en la banda, tambien se ocupaba de los teclados, mandolinas y demás orquestaciones, era músico profesional enn estudios de grabación, tocaba el órgano en la Iglesia de su ciudad y componía música orquestal.



Una canción normalita? Yo creo que no, por un par de razones muy significativas.
Una de ellas, es que la letra de la canción está inspirada en el estilo literario de J.R.R. Tolkien, el famoso autor de ''el señor de los anillos'', al que ya hacía mucho tiempo que había descubierto Robert Plant, el cantante, el cual estaba conociendo tambien las culturas de países tan dispares como Marruecos o la India e iba absorviendo toda esa amalgama musical y poética y lo adaptaba a las composiciones con la banda.

La otra razón y no menos importante, es que es la única canción en toda la discografía de la banda donde colabora un músico ajeno a ellos.
Aquí compartió las tareas vocales con Plant, Sandy Denny, miembro del grupo de folk Fairport Convention y ésta es una de sus canciones más representativas:


 
 Led Zeppelin pusieron punto y final a su andadura artística en 1980 tras la muerte del batería John Bonham, aunque nunca dejaron de tener algún tipo de contacto profesional, como por ejemplo en 1994 cuando Page y Plant decidieron unir fuerzas y se embarcaron en una serie de giras a nivel internacional, grabando un disco en directo llamado: No Quarter; Unledded, donde en ocasiones llegaron a estar más de cien músicos sobre el escenario: la banda y las dos orquestas juntas.

Se ''limitaron'' a hacer con sus canciones de Zeppelin unas presentaciones más orquestales, dándole a los temas un tratamiento más ''espiritual'' y poniendo en primer plano la importancia de los arreglos que aportaban los músicos invitados.

En esta ocasión, ''the battle of evermore'' va cantada a la par con la cantante hindú Najma Akhtar


Un aire más místico y unas percusiones de lo más acertadas, insinuantes, cíclicas, casi rememorando a las danzas de los derviches, consiguen dar una vuelta de tuerca a la eterna música de Led Zeppelin y los muestra más maduros, con las ideas más reposadas y refinadas.

De esta canción se han hecho un buen número de adaptaciones, como las de Heart, la banda de las hermanas Wilson, las cuales les rindieron un inmenso homenaje cantando ''stairway to heaven'' ante la familia Obama y un más que emocionado Plant, ya que en la batería se encontraba nada menos que Jason Bonham, el hijo del llorado John, miembro original de la banda y amigo personal de Robert.

Pero la versión que nos trae hoy Mr. Rock es la de Arjen Lucassen, compositor, guitarrista y cantante, así como miembro fndador de bandas de Rock Sinfónico como Ayreon o Stream of Passion.
Aquí ha respetado escrupulosamente tanto las melodías de las voces como las armonías y figuras de los instrumntos, poniéndole casi al final unas guitarras fuertes, distorsionadas, añadiendo un plus de energía a la canción.
Arjen ha sido el descubridor de grandes voces del panorama rockero/metálico actual como Anekke van Giersbergen o Marcela Bovio.


Poco más que añadir, para muestra de la calidad de los músicos de las nuevas generaciones que van llegando y tomando el testigo de los maestros, los que tenían plena libertad creativa, algo inusual en los tiempos que corren, donde lo que prima es la prontitud, la sencillez, el usar y tirar, la música como una excusa para vender distracción, lo superficial..

Y no voy a añadir nada más, no creo que sea necesario. Led Zeppelin eran una banda pionera en un montón de aspectos, se atrevieron a ir un poco más lejos que sus coetáneos y dejaron un buen puñado de discos con muchas perlas que ver brillar.



Mantengo humildes mis orejas:)