NOSOTROS

NOSOTROS

jueves, 28 de mayo de 2015

Parece una chufa rubia, pero..

....es un gran tipo.

A veces, por esas ''casualidades'' (en las que no creo, todo es por algo) la vida, las acciones, la necesidad de buscar, te pone en el camino a personas, unas normales, como tú o como yo y otras, muy especiales, como a la que van dirigidas estas palabras.

Hay amigos de la niñez, hay amigos que puedes estar sin verlos semanas....incluso años y al encontrarte con ellos todo sigue siendo igual de natural, como si hubieran pasado sólo unos instantes, son personas muy especiales, con luz propia, corazones que cuando se abren a tí te cambian la vida para siempre, porque te hacen ser mejor con el simple hecho de estar cerca de ellas.







                                                  
Un amigo es el que adivina
lo que te preocupa
y sin preguntarte nada
trata de hacerte sentir bien.
Es el que ríe contigo.
Es el que te fortalece
con sus palabras.

Un amigo es lo mejor
que nos puede pasar.




Gracias por ser mi amigo
y que compartas tus alegrías conmigo,
que juntos enfrentemos el camino y
que a todo le encuentres el lado divertido.


Y como estamos en El Cajón de la Calavera Sinfónica, no puedo por menos que dedicarte algo muy especial..



Muchas gracias por todo, querido y admirado Mr. H!!

 

martes, 26 de mayo de 2015

Nymphaea alba. Father speaks.

Magnolia.

Flor de protección, transmuta la energía de los demás y las adapta a nuetro cuerpo.
La magnolia es el resultado místico de la reencarnación y la depuración de almas que han sufrido en otras vidas y alcanzan la pureza en forma de flor, transformando sombras en luz.






Utilizada desde la antiguedad para purificar cuerpos de personas utilizados en rituales de magia negra para potenciar el amor y reorientar las energías desubicadas hacia canales más receptivos a las influencias de los Seres Divinos.

Nymphaea Alba es una espada de luz y verdad que corta los sufrimientos antiguos, para que el individuo sea capaz de experimentar el infinito amor del espíritu.


Magnolia.              

Screamin' Cheetah Wheelies, 1996.



Largo, curioso y particular nombre de esta formación roquera originaria de Nashville, Tenneessee nacida en 1990 y heredera como otras tantas contemporáneas suyas del legado Sureño de Allman Brothers o Lynyrd Skynyrd, pero menos acentuado en estilo y más orientado hacia lo que yo denomino Soul-Rock.
Y no es una etiqueta gratuita (por cierto, odio etiquetar la música, pero cómo no hacerlo en la expresión por escrito para poder explicar ciertas cosas) para orientar, es debido a la particular voz de Mike Farris, cantante, miembro original de la banda y uno de los máximos responsables en la composición de canciones de  este disco.

Él, con su voz negra cargada de puro feeling, donde se aprecia hasta en la respiración que mamó de los discos de Otis Redding y Sam Cooke por citar algunos, le puso el sello característico, distintivo y de mucha clase que hace que una banda suene con alma.

Tal como a mí me gusta, una buena banda con dos guitarras enzarzadas en duelos blueseros, una base rítmica más que solvente y las canciones con vida propia como la mano al guante.
Fraseos de armónica con ese olor y regusto rancio del Mississippi, guitarras muy cuidadas pero derrochando ecos de Duane Allman, Otis Red o Moody Waters y esa voz. Esa voz!!


Cuando escuché este disco por primera vez, ya me hizo percibir que no era un disco del montón, las primeras líneas melódicas del cantante ya me gustaron. Había mucha garganta ahí y mucho buen gusto. Al contrario. Despues de varias escuchas, pude comprobar (y disfrutar al mismo tiempo) de que no había ni una nota en esa voz que sobrara.
Este no es un disco de poner a sonar mientras hablas con los amigos en casa si lo que buscas es rellenar el ambiente.

Este disco es para paladear egoístamente en soledad y a un buen volumen si te gustan las canciones bien hechas, con buenas guitarras y una voz para estudiar e imitar hasta en las notas menos audibles. Me gusta mucho Mike porque sabe utilizar las posibilidades de su garganta, compone lo que va a cantar y utiliza todos los matices que necesita la canción en todo momento. Puede pasar desde el susurro más sofocado hasta el desgarro más angustioso llegado el momento, pero nunca lo hace gratuitamente. Todas sus inflexiones vocales tienen un ''por qué''.


Como curiosidad, cabe destacar la colaboración que aquí hizo con el Slide Warren Haynes, cantante y guitarrista en Allman Brothers y Gov't Mule

Magnolia es el segundo disco de Screamin'.. y para muchos (entre los que me incluyo) su canto de cisne, a pesar de ser todo un discazo, un disco ''redondo'' donde todas las canciones son singles potenciales. No sobra ninguna.

Canto de cisne, porque el primer disco era muy ''booguie-rock'', casi heavy y aquí quisieron evolucionar (lo cual les honra por no querer repetirse en fórmulas comerciales de éxito asegurado) hacia un estilo más ''clásico'' y bluesero dentro del Rock y dejar explotar la vena Soul del cantante, el cual había teñido las letras de las canciones de temáticas de historias cotidianas pasadas por el tamíz de los cantos espirituales (algo que sigue haciendo en la actualidad con su propia banda y en solitario) alejándose de los propios estereotipos rockeros de sexo, droga y rock'n'roll...

Y llegamos a la canción que da título al álbum.
Riffs de guitarra enigmáticos, armónicas inquietantes, un buen estribillo y las líneas melódicas de Mike dejando calidad y buen gusto en cada renglón escrito, duelos de guitarras y calidad interpretativa. Mucha.

Quizá una de las canciones más ''duras'' del disco, por denominarla de alguna manera, pero esa mezcla de guitarras distorsionadas y armónicas con una buena estructura entre estrofa, estribillo, solo y desenlace, dan muestras del cuidado en la producción de este disco.


Otra perla, y van...
Good Time fué una canción que me enganchó a la primera cuando escuché el estribillo y me sorprendí a mí mismo cantando. De nuevo Farris se muestra incontestable en inspiración, cantando con esa sensibilidad que le caracteriza. Guitarras muy cuidadas, tomando protagonismo cuando es necesario, cruzándose en fraseos y en estilos. Una muy a lo Clapton y otra más a lo Moody.


Messenger's Lament es para mí una obra de arte, o cómo hacer una canción con la estrofa en LA menor y el estribillo en LA Mayor.
Esto qué quiere decir? nada, es música, sólo hay que sentirla y disfrutarla, dejarse llevar. Ella sola te va a guiar por ese cuadro de ventanas que se abren y cierran según por donde vaya pasando la canción. Otro estribillo que me vuelve loco después de tantos años y aún lo canto. Cuando estoy solo, claro:)

Y luego está Father Speaks. La desnudez hecha canción, la sinceridad desesperada, salir la vida por la garganta...
El lamento de un alma solitaria hundida en la penuria: ''please, don't never let me down..''


Esta canción me impresionó sobremanera, por la crudeza desgarradora que muestra M. Farris al cantarla. Crisis de fé, alcoholismo, soledad..según va avanzando  la canción, Mike va incidiendo en lo que será su ''obstinato'' vocal, su forma de darlo todo y escupir demonios que reinan tras los escenarios del show bussines.
''...don't never let me down..'' es un canto angustioso, es un llanto de niño asustado y solitario abandonado en la dureza de la noche. Es una canción seria, sin aderezos ni estructuras de cara a la galería y premonitoria del fin de la banda.

Una de las denominadas ''bandas malditas'' por el hecho de no saltar a la fama a las primeras de cambio. Lo tenían todo para triunfar, pero por esas cosas del destino y porque las discográficas estaban deslumbradas por la moda Grunge capitaneada por Nirvana o Pearl Jam, no les prestaron ni la tención ni el apoyo que merecían, pese a contar con el respeto de todo el circuito por el que se movían.




Todo tiene un por qué, las canciones, las letras y en este disco, el título, el nombre que lo representa, Magnolia, tambien.
Un disco redondo en su concepto y en su contenido, sin puntos flojos, sin eslabones débiles. Un disco de los que consiguen superar el paso del tiempo en sonido, producción, estilo, con grandes canciones.
El típico disco que puedes escuchar en cualquier época y lugar y va a resultar muy ''actual''.

Si lo que buscas es un disco con buenas canciones, una buena voz y letras bien seleccionadas, este puede ser el  tuyo. Todo un compendio de lo que suelo llamar Soul-Rock



Mantengo humildes mis orejas.










domingo, 17 de mayo de 2015

El último rey de una estirpe, guess who.

No, no voy a poner esto saturado de fechas, nombres, direcciones ni datos curiosos, ni siquiera voy a hacer una disertación sobre el estilo guitarrístico y vocal de mi padre.
Qué fuerte os parecerá llamarle mi padre, verdad?
A mí no, y quizás me quede corto, porque eso es lo que ha sido desde el día que me dí cuenta de lo importante que era el Blues y la influencia que tenía en la música popular moderna.

El Delta del Mississippi, los campos de algodón, la pobreza, la esclavitud y el racismo, los cantos codificados en forma de Gospel de los recolectores de algodón y los presos condenados a trabajos forzados, alertando de la presencia o lejanía del sheriff o el dueño de las tierras, refiriéndose a ellos como Lord o God y así hacer creer que cantaba a la bondad cristiana cuando en realidad la mayoría de veces estaban avisando a sus compañeros de fatiga por donde andaba el que los sometía.

No es menos cierto tambien que además de los cantos espirituales tampoco tenían a qué agarrarse emocionalmente estas personas, así que tanto el Gospel, como los espirituales, el Blues y posteriormente el Soul, fueron dando forma a una cultura enraizada en estas tierras y se quedó a vivir para siempre entre el ADN de estas personas, entre las que se encontraba el oriundo de Itta Bena, Riley Ben King, más conocido mundialmente como B.B. King.


Todas las personas que he conocido y conozco tienen un motivo, algo que les hizo prender la llama de la música y les hizo dar ese paso hacia el aprendizaje de la música.

''lo maravilloso de aprender algo, es que nadie puede arrebatárnoslo''
B. B. King

Cuando pude comprarme mi primera guitarra eléctrica, una de las cosas que quería hacer era tocar como él. Ingenuo de mí, nadie puede tocar como nadie. Se puede reproducir con exactitud cualquier pieza musical de la dificultad que sea si tienes los conocimientos adecuados, pero hay una cosa que no se puede copiar: el feeling.

El feeling es ''eso'' tan especial que tienen unos pocos bendecidos en la humanidad, es ese pellizco que te agarra el pecho, que te emociona, te hace ir más allá de las estrellas, te satisface emocionalmente y hace que quieras repetir esa sensación tan indescriptible una vez más.

Es ese tono de voz, ese grito o ese susurro quebrado que te hace llorar de emoción, esa nota de la guitarra en ese preciso momento, limpia, sola, desnuda y mecida por los dedos del intérprete a través de su alma.

''el arte es sobretodo, un estado del alma''
B. B. King


Recuerdo buscar músicos experimentados para aprender a tocar y me hablaban de escalas pentatónicas menores sobre acordes de séptima mayores y escalas de blues. ni qué decir tiene que todo me sonaba a chino: ritmo, pulso, digitación, rasgueo...daba igual, estaba dispuesto a aprenderme de memoria lo que hiciera falta con tal de emular a mi ídolo.

Horas y horas de práctica de ejercicios, de poner sus discos y acompañarlo tocando rítmicas y tratando de emular su estilo. Algún riff y alguna frase llegué a sacar bien y lo calcaba, pero con el paso del tiempo me fuí dando cuenta que la forma de expresión es única e inherente a cualquier persona.

Somos únicos e irrepetibles en nuestro paso por el universo y la estancia en el planeta tierra es muy efímera, casi ridícula en tantos millones de años de antiguedad, pero hay algo que permanecerá por los siglos de los siglos mientras el mundo sea mundo: nuestro legado. la herencia que dejemos todos y cada uno de nosotros a las generaciones venideras.






En la vida siempre tenemos dos caminos a elegir: el ''fácil'', el que se nos presenta el primero, el que da paso a nuestro inconsciente animal del supuesto don de la oportunidad que nos hace precipitar en el fruto inmediato a costa probablemente de perjudicar a un tercero y el camino largo y angosto, el que nos saca de nuestra ''zona de confort'', el que nos pone aprueba constantemente con encrucijadas, dificultades y nos va a hacer que descubramos quienes somos cada uno como individuo.

Es en ese tipo de circunstancias donde se ve la nobleza de la persona, la fortaleza de su fé, la grandeza de su corazón y la riqueza de su bondad.




Puede que sus solos te parezcan una copia unos de otros, puede que su técnica no sea la más depurada ni su sonido a veces el mejor que se pueda oir, pero te aseguro que por buen equipo que tengas y aunque fuera el mismo que él usaba, no podrás sonar como él.






No sólo se estudia en los colegios más prestigiosos de música de EE UU su técnica con la guitarra, además se estudia tambien su forma de cantar, esa fortaleza interior que le sirvió para dejar los campos de algodón y dedicarse a la música, le salía de las entrañas y su chorro de voz se dejana oir aún sin micros.

No son pocos los videos en directo en los que se aprecia perfectamente cómo entre toda la orquesta destaca su voz, aún estando retirado del micrófono. Era de la vieja escuela y sabía que en cualquier momento podía fallar la electricidad y tendría que hacerse oir entre la multitud de espectadores, ya fuera en un bar de carretera, un colegio, una feria de muestra de ganado o un teatro.


Amigo que nunca falla, compañía que no te juzga, padrino generoso, ajeno a modas y estilos, siempre fiel a su guitarra Lucille y mi eterno acompañante en esta jungla personal donde me aventuré una vez y quizá el mejor auspiciador que tuve nunca. Ni siquiera necesitaba entender su idioma, no hacía falta.





En las mañanas inciertas, en las tardes lentas, en las noches tormentosas en los momentos de debilidad de espíritu, en el fondo vacío de mi vaso de bourbon, en el llanto de mi corazón roto, en mis momentos de dudas sobre la bondad del prójimo, me acompañaba B.B.
Su música y su mensaje siempre estuvo ahí para mí, arropándome en los momentos fríos y amargos, en la soledad de mis viajes y en la ilusión que me hacía tocar la guitarra en esas horas robadas al descanso y a esos momentos previos a los ensayos en las bandas donde he tenido el privilegio de tocar, siempre había un momento y unos compases en su honor.
Era mi liturgia, mi forma de situarme en el escenario, mi preparación zen antes de salir a actuar, mi modelo a seguir y mi forma de respetar la música que iba a tocar y compartirla con el público, aunque el estilo se alejara de mis raíces, pero para mí los nexos de unión eran más que evidentes.


''tú tienes un alma, tú tienes un corazón, tú tienes un sentimiento de que tu música es vida. La vida que vivimos en el pasado, la vida que estamos viviendo hoy y la vida que creo que viviré mañana''
B. B. King





Siento que se va algo de mí tambien con su muerte. Vuelvo a quedar huérfano de padre, esta vez de mi padre espiritual, mi gurú artístico, un hombre que al igual que mi verdadero padre, supuso un espejo donde mirarme, alguien que me reconfortaba sólo con su presencia, alguien que nunca me juzgó y siempre estuvo ahí para mí.

Te estoy llorando mucho, pese a que es ley de vida, pero no por predecible deja de ser desgarradora tu ausencia.

Siempre te tendré presente y aunque ya no pueda tocar como antes y llegue el día que apenas pueda dar un par de notas, una siempre será tuya.

Te agradezco infinitamente tu legado, más de cincuenta discos, tus trabajos en directo, tus colaboraciones y sobretodo, lo que me enseñaste a hacer con la guitarrra. Clapton nunca pudo imitarte y yo menos, por supuesto, pero enriqueciste mi mundo interior y conseguí hacer con mi vida algo bueno: aprendí a ser mejor persona y mi guitarra cantó para mucha gente ''por tu culpa''.

Gracias y hasta siempre, Ben Riley





Sólo alguien como tú podía ir a dar un concierto a una de las peores cárceles del mundo plagada de criminales, asesinos, violadores, mafiosos, la escoria más asquerosa de la sociedad y hacerles llorar y sentirse humanos y con sentimientos.

Eso habla por sí solo de la grandeza de tu corazón.




Entre un océano de lágrimas por tu ausencia, pero voy a seguir manteniendo humildes mis orejas.


viernes, 15 de mayo de 2015

Azul#14









¡Mamá! , ¡Mamá! Los gritos de su hija la sacaron de su sueño de la misma forma que la mano del matarife agarra un pollo por el pescuezo.
Laura hubiera batido un record olímpico si se hubiera cronometrado la velocidad a la que recorrió los escasos metros que separaban la habitación de Paula de la de matrimonio.
La niña estaba sentada en la cama revuelta. Se había hecho pis encima y lloraba desconsoladamente mientras llamaba a su madre.
- Ya estoy aquí cariño. Mama ya está aquí contigo. No pasa nada cariño.
- Mamá tengo miedo. Tengo miedo. Me hace daño, el otro me hace daño.
- Es solo una pesadilla, mi amor ya, ya. Laura consolaba a su hija acunándola en sus brazos mientras le limpiaba las lágrimas de sus mejillas con la infinita ternura de una madre.
Laura  también comenzó a llorar pero reprimió su impulso con todas sus fuerzas. No quería que la viera así. Paula jamás se había hecho pis desde que aprendió a controlarlo a los tres años más o menos. No podía seguir obviando la situación, Paula tenía algo en la cabeza que no la dejaba descansar. Tenía  que enfrentar el problema de una vez por todas.
Cambio a la niña el pijama y la llevó a su cama, cuando consiguió que se volviera a quedar dormida, regresó a su habitación y mudó las sabanas con lágrimas de desesperación que ahora vez dejo fluir desahogándose. Las gotas manchaban el edredón rosa con princesas de cuento. Los círculos húmedos eran los pozos oscuros por donde brotaban sus preocupaciones y cada vez había más. Pero ¿a quién podría acudir? A quién contarle que su hija tenía algo en la cabeza que le hacía cada vez la vida más imposible?. Los médicos no habían visto nada raro en las pruebas. Se estaría volviendo loca su hija. Miró al techo como si buscara la respuesta. El filo de sus temores más secretos ascendía abriéndose paso a cuchilladas desde las profundidades de su alma, desde el lugar donde se esconde aquello que tus mente no puede creer, donde cuando creces guardas a todos los monstruos, fantasmas y a todas las brujas, bajo el rotulo "no los temas porque no existen". Ahora esa puerta se había abierto y todas las bestias campaban en libertad como una horda devastadora que lo arrasaba todo. Su cerebro se había convertido en una esponja empapada de miedo que no podía razonar. Abatida se dejó caer sobre la cama y lloró aún más.
_____________________________________________________________________________
 El teniente Alarcón cerró la puerta tras de si y sin mediar palabra tomó asiento en la silla que quedaba en la habitación. Puso una carpeta negra de gomas elásticas sobre la mesa con un movimiento preciso y ceremonioso.
- Así que tú eres el "nuevo conseguidor" del viejo. Bueno, veamos qué tenemos.
.Luis permanecía en silencio sin saber muy bien qué decir o hacer, mientras en su cabeza aún resonaba lo que acababa de escuchar. “Nuevo conseguidor" La forma de arrastrar las palabras dejaba una entrever una ironía  que no llegaba a entender. No le gustó.
- A ver , a ver . Sí; aquí está; tenemos el primer candidato, tiene una edad estimada entre ocho y diez años, se llama Kamil y su padre al parecer se ahogo durante el naufragio. Mis contactos en África tienen que hacer grandes esfuerzos para conseguir, que niños tan pequeños intenten el viaje y puedan llegar hasta aquí, atravesando países en guerra, desiertos y el mar; claro, muchos mueren por el camino .Normalmente se "incentiva económicamente" a los familiares para que los manden solos, pero algunos se empeñan en venir con ellos, lo cual dificulta las cosas. Pero hemos tenido suerte, el mar nos ha echado una mano y nos ha ahorrado tiempo y dinero. El mar tiene eso, a veces te da y otras te quita.
Luis estaba perplejo; que estaba diciendo ese hombre, que los niños que iba a buscar habían sido previamente "comprados" a sus familias para que se embarcaran en un viaje suicida a través de las guerras, el desierto y luego el mar. En qué tipo de lio se estaba metiendo. El viejo, como lo llama el teniente, no le dijo nada de eso. Bueno en realidad no le comentó nada; solo que él "recogía " lo que el Estado no podía o no quería atender. Lo que no mencionó, fue que tuviera algo que ver en el por qué, de la venida de esos niños. Ahora le vinieron a la cabeza todas las dudas de Laura. Siempre le había dicho que había algo turbio y al final iba a tener razón. Pero ¿cómo actuar? .No debía precipitarse, tenía que ir con cautela. Si se escandalizaba y se negaba a hacer su encargo. ¿Quién le garantizaba que no correría peligro y que quizás fuera otro contratiempo como el padre de aquel niño? No creía que en este tipo de trabajos se pudiera decir: “No, muchas gracias pero no me interesa, lo dejo" y marcharse de rositas. Decidió, seguir el juego de momento y una vez cuando hubiera salido de allí ya pensaría en algo. Ahora solo cabía poner cara de póker y esperar que los acontecimientos siguieran su curso.
El guardia civil seguía hablando explicando las características del resto de la "mercancía” .
-El segundo niño se llama Kalule tiene doce años y procede de Mali llegó a Marruecos en una partida de diez  personas, solo él ha sobrevivido. Bueno es todo lo que tenemos. Los niños están listos y contra menos tiempo estén aquí mucho mejor para todos, acompáñeme le proporcionaré una orden para que se los pueda llevar. No queremos que en el viaje de vuelta tenga algún encuentro inesperado y tenga que dar explicaciones de por qué lleva dos menores indocumentados en su coche ¿verdad?.
____________________________________________________________________________

[27] El mensaje automatizado de la compañía de teléfonos le informó que el terminal de su marido estaba fuera de cobertura o apagado. Laura sorbió por la nariz los mocos acuosos que las lágrimas le habían formado en la nariz. Miro el teléfono, ese pedazo de plástico rojo era como un salvavidas desinflado, lo volvió a colocar en su base y suspiró.
Las terminaciones nerviosas de sus dedos informaron al cerebro que la presión sobre aquel objeto se había acabado, cuando recibieron otra vez la orden de agarrarlo.
- Servicio de información municipal. Buenos días ¿en qué podemos ayudarle?
- Buenos días, por favor necesitaría el teléfono del Hospital Claudio Galeno.
Garabateo el número en un possit con un bolígrafo que encontró en un cubilete, de la mesa del despacho de Luis, afortunadamente funcionaba correctamente.
Le costó varios minutos de esperas y desvíos de llamadas, pero al fin consiguió la información que deseaba. Solo tenía media hora para que el doctor Jovellanos comenzara su turno .Tenía que hablar con él.

Un misil plateado salió del garaje. Laura lo conducía, en el alzador del asiento trasero Paula con la cabeza ladeaba y aún medio dormida no sabía muy bien donde estaba. El hospital no quedaba lejos pero las ocho de la mañana era hora complicada para tener prisas, la buena noticia; no había rutas escolares y eso era como una aspirina en las venas obstruidas de la ciudad.

Conduciendo lo más rápido que se atrevía, zigzagueo entre las filas de coches. Los semáforos rebasados casi siempre en ámbar y a veces en rojo provocaron a los demás vehículos que la amenazaron con los insultos sónicos de sus claxon, pero el píe de Laura no estaba dispuesto a relajar la presión sobre el pedal del acelerador ni un ápice.

Contempló  el reloj digital del salpicadero había tardado 17.50' en llegar al hospital . Con desesperación vio como una fila de coches esperaban para acceder al parking de visitas . No podía perder el tiempo, en una fila a que se quedara libre alguna plaza, en el ya saturado aparcamiento. Golpeó el volante con las palmas de las manos con la furia de la frustración y lo giró con brusquedad dirigiéndose hacia el de empleados.
Evidentemente una barrera impedía el paso. El personal accedía mostrando una tarjeta a un escáner que la hacía elevarse, permitiendo el paso. Podía intentar colarse detrás de alguno. Desechó la idea al mismo tiempo que la forjaba, también había una caseta con un vigilante. La realidad se imponía, el tiempo se le escapaba como un puñado de agua entre los dedos.
Un bocinazo la sacó de sus elucubraciones. El Volkswagen gris bloqueaba el paso a un coche que pretendía entrar al estacionamiento. Sus ojos miraron por el retrovisor maldiciendo no poder volatilizarlo con un haz de rayos laser. Un instante después las pupilas se dilataron al máximo de su capacidad, absorbiendo toda la luz posible, para que su mente volviera a verificar la información que recibía. Esa cara le era familiar. No cabía duda, el conductor del coche de atrás era el doctor Jovellanos.
No se lo pensó dos veces, tiró del freno de mano y se bajó del coche.
- Por favor doctor tengo que hablar con usted. Dijo mientras golpeaba la ventanilla. Tras unos instantes donde se mezclaron miedo, sorpresa y precaución el doctor la reconoció  y bajó la ventanilla a la mitad.
- Doctor necesito hablar con usted, hay cosas que no le conté. Suplicó Laura.
- Está bien, está bien . Pero primero tranquilícese, tengo que ir a trabajar. Buscó en el bolsillo interior de su chaqueta y le tendió una tarjeta de visita.
-Ahí tiene mi numero .Llámeme a partir de las tres y hablaremos.
-¡Muchas gracias doctor Jovellanos!, ¡muchas gracias!.


Continuará....




domingo, 10 de mayo de 2015

Pale Communion, el Delorean de Opeth






Antes de decidirme a aprender a tocar la guitarra, criticaba con mucha frivolidad cualquier estilo musical que escuchaba donde fuera. No tenía ese prisma que se desarolla cuando te dedicas a estudiar un instrumento y la música que puedes llegar a hacer con él.
Sólo trabajaban mis orejas enviando la información y mi cerebro interpretaba libremente lo que le llegaba. Tenía un raro criterio acerca de lo que debía hacerle llegar a mi corazón.

Años después y tras dedicar miles de horas a practicar con mi guitarra, fuí conociendo estilos, raíces y culturas y su aportación a la música y me dí cuenta de la dificultad que puede llegar a tener componer y grabar un buen disco. Del estilo que sea, me guste más o menos, claro, ya tengo mis preferencias bien definidas despues de tantos años, pero respeto cualquier estilo musical, excepto un par de aberraciones que no voy a nombrar.
No publicito lo que no me gusta, así de sencillo.

En este caso concreto, sí que me gusta esta banda, OPETH pero no ha sido un cortejo fácil.
Como una gran dama, se ha hecho de rogar, aunque sus insinuaciones eran muy sutiles y selectivas. Había que poner los cinco sentidos en la forma y la intención de acercarse y hacerle notar la pureza y la nobleza de mis sentimientos y la atracción que sentía casi hipnótica, pero a veces, mostraba una frialdad muy propia de las damas suecas. Estos países fríos son difíciles de abordar, casi inexcrutables y más para un tío del sur de España, acostumbrao a su solecito casi todo el año.

Opeth son una banda de Metal Progresivo originaria de Estocolmo, Suecia. Formada en 1990, editó su primer disco en 1995 y desde entonces hasta hoy, cuenta en su haber con 11 discos, dos recopilatorios, dos en directo y otros dos editados en DVD.



Como dato curioso, decir que los integrantes del grupo tienen unos nombres impronunciables y me niego a tener que escribirlos aquí, lo siento, pero tengo unos límites neuronales y no debo excederme en hacerlos trabajar por esas cosas de conservar la poca salud mental que a uno le va quedando.

Opeth empezó publicando discos muy metálicos, muy heavies, con muchas voces guturales y buenas pinceladas sinfónicas, pero con el paso de los años, en cada disco han ido evoluvionando un poco más hacia la vertiente del rock progresivo, pero con mayúsculas.

Y esto los ha llevado (bajo mi punto de vista) hasta 2014, que editan su último disco hasta la fecha, el refinado Pale Communion.
Aquí se aprecia más que en ningún disco la madurez de la banda, especialmente la del cantante, Mikael A. co-fundador del grupo y máximo compositor de la agrupación.
Madurez de ideas, de composición y de producción. Tras una primera escucha, se aprecia que los instrumentos suenan sin grandes efectos, apenas un poco de reverb en los micros y poco más. Se siente en la piel la desnudez de cada instrumento, como si estuvieras enmedio de la banda mientras están tocando. Algo muy difícil de conseguir, captar la inmediatez de una interpretación y poder editarla en soporte de audio.



Eternal rains will come abre el disco y no deja lugar a dudas. No es cualquier disco de una banda del montón, son unos músicos experimentados y con una idea muy clara de cómo debe sonar su música y hacia dónde la dirigen.
Con un inicio digno de cualquier banda clásica de rock progresivo que se os venga a la mente, da inicio la primera canción, dando paso en pocos minutos a un interludio bellísimo con un gran estribillo y un sólo de guitarra de sonido y ejecución que te lleva a los 70's..





Tras el inicio del disco, viene la obra que a mi entender es la joya de la corona. Me quisiera referir a Opeth como una banda que no tiene hit-singles entendidos como tal. No hay cancioncillas de dos minutos y medio. Lo habitual en ellos es que cualquier creación suya no baje de los cuatro minutos, teniendo una media de duración a lo largo de su discografía de seis minutos por canción. Cusp of Eternyti es la canción que uso yo cuando alguien me pregunta de qué va el disco, porque considero que es la más representativa del estilo que está adoptando la banda, por la estructura, la ambientación con ese regusto casi orgásmico a Rock Andaluz y un solo de guitarra que por feeling y destreza no está al alcance de muchos guitarristas:



Mikael Åkerfeldt dice: "Me he convertido en sinónimo de OPETH"




"He estado escribiendo material desde el primer álbum y dirigiendo este barco desde hace muchos años y sigo estando muy a gusto en esta posición. Es algo que he creado y las personas que han estado con OPETH me han ayudado a hacer de esta una banda muy especial."

Faith in Others:


Faith in Others podría ser perfectamente la banda sonora de una película. Podría colarse tranquilamente en una secuencia de ''Qué bello es vivir'' o un capítulo de ''Juego de Tronos''.
Mensajes al ser humano, críticas a la sociedad actual, nostalgia de la niñez y añoranza de los amigos.
Todo muy bien aliñado con instrumentos de cuerda aportando un extra solemne y la banda sonando majestuosa.

Como bien dice mi amigo (Gracias, H.) el Metal progresivo debe de ser arriesgado instrumental y compositivamente, pero no preciosista y tampoco extremadamente técnico, pero sí ir donde antes no ha ido nadie. Cuánta razón, eres un sabio;)





Qué nos deparará en un futuro un nuevo trabajo de OPETH? Seguirán alejándose más del Metal Gutural o ampliarán su estancia en los confines del Rock Progresivo? 
Se agotará algún día esa veta compositiva?
Nos sorprenderán con un disco de otro estilo?

Por qué nace tanto genio en los países del norte de Europa?
Qué tiene el frío que hace que los músicos lleven su visión de la vida a parajes musicales extremos?

Y yo? Seré capaz algún día de poder escribir correctamente el nombre de alguno de estos chicos?



Ni idea, sólo sé que sigo manteniendo humildes mis orejas.