NOSOTROS

NOSOTROS

domingo, 15 de mayo de 2016

"LA BRUJA" Una película apta para cardíacos


 





¿De verdad quieres ir al cine a ver una película de terror?. Esa es una pregunta que deberían hacerse todos aquellos que decidan ir a ver “La Bruja”. Porque “La Bruja” es una película de terror, de ésas que hielan el alma pero que no “asustan”.

A Menudo la industria nos propone películas de “terror” cuyo fin es asustarnos durante más o menos dos horas, usando para ello un cóctel de planos cerrados, música y efectos especiales.

En esta cinta no hay planos cerrados, casi no hay efectos especiales,solo hay terror. Terror de verdad, el terror de una familia de colonos puritanos en la Nueva Inglaterra de 1630 que se verá obligada a vivir en la linde de un bosque en el que, según las malas lenguas, habita una bruja.

Lo primero que deberíamos de hacer al enfrentarnos a una historia como ésta, es intentar meternos en la mente de aquellas personas, profundamente creyentes, hasta el extremo del fanatismo. Personas que dedican su existencia a intentar ganar la gracia de Dios, llevando una vida de abnegado trabajo y oración, luchado contra su naturaleza pecaminosa, para así purificar su alma. Para esto, el director Robert Eggers recrea el ambiente de la época fielmente, no dejando al azar ningún detalle.







Cuida sobremanera la iluminación, ya que en toda la producción, la luz que se utilizó fue natural. De esta forma consigue que el espectador se sumerja en una atmósfera malsana, donde se podrá sentir el frío y la humedad del amenazante bosque, junto a la pequeña granja, en la cual los esforzados siervos de Dios intentan arrancar a la tierra unas pocas mazorcas de maíz, que les procuren el sustento.

Eggers huye de cualquier recurso técnico accesorio, sólo describe el sufrimiento y los miedos con una dirección de actores perfecta, casi teatral para la que se vale de una banda sonora apropiadamente malvada y de unos inquietantes interludios de fotogramas en negro, como si dividiera la trama en capítulos.


Es verdad que podía haber introducido más momentos impactantes pero aquí no hay movimientos de cámara bruscos, no hay planos imposibles, no hay “sustos”; sólo hay claridad de ideas para narrar una historia sencilla, que todos hemos oído mil veces y de mil formas distintas. Historias de miedos que subyacen en lo más profundo de nuestra psique colectiva, que se han ido transmitiendo de generación en generación y que ahora Robert Egger nos vuelve a contar con una claridad insana, fría y real, que nos hace volver a pensar en la verosimilitud de aquellos miedos, del porqué. De por qué se instalaron en nuestra cultura, de por qué son tan fuertes que aguantan el paso de los siglos, de por qué contamos a nuestros hijos cuentos de brujas ..,Quizás el porqué es sencillo, debieron de ser verdad, deben de seguir siéndolo...Las brujas deben haber existido y de alguna forma aún las tenemos, porque aunque ya no vivan en bosques tenebrosos sabemos que de alguna manera siguen ahí acechándonos.


Un director novel, con una forma de contar historias que no gustará a todos, pero que sí gustará a los amantes del "Cine de Terror".


                           


THE WITCH


Dirección: Robert Eggers

Producción: Jay Van Hoy, Jodi Redmond, Daniel Bekerman,Lars Knudsen,Rodrigo Teixeira Diseño de producción: Craig Lathrop

Guión Robert Eggers

Música Mark Korven

Fotografía Jarin Blaschke

Montaje Louise Ford

Vestuario Linda Muir

Protagonistas: Anya Taylor-Joy ,Ralph Ineson, Kate Dickie

Todos los créditos